Teorías del aprendizaje.

¡Hola a todos! ¡bienvenidos de nuevo!, hoy comenzaremos, a modo de resumen, un nuevo tema de vital importancia en el mundo de la educación y algo esencial para la educación infantil.  Comenzaremos con las Teorías del aprendizaje.
La primera de las teorías del aprendizaje a tratar será: Teorías del condicionamiento: condicionamiento clásico y condicionamiento operante. Dentro de este apartado hablaremos además de ambos condicionamientos, clásico y operante, de los tipos de condicionamiento operante y además de las estrategias de de modificación de conducta operante.
Como maestra infantil y educadora os proporcionaré una breve introducción a este nuevo tema, el desarrollo moral infantil. Sin más dilación, comencemos…

Teorías del Aprendizaje:

 

Teorías del condicionamiento: Clásico y Operante

El condicionamiento clásico, con Watson como figura principal, plantea la conducta como el objeto de estudio, tomando como referencia el paradigma:

Estímulo – Respuesta. Entendemos por estímulo como cualquier factor externo o cambio en la condición fisiológica del animal y por respuesta, la reacción o conducta frente a tal estímulo. Utilizará como método la experimentación u observación controlada. Figuras claves de la teoría: Pavlov, Skinner, Watson.

A modo de extensión, reflexión, comprensión y curiosidad:

Aprendizaje por condicionamiento operante: Thorndike y Skinner.

“En el condicionamiento operante las conductas se emiten espontáneamente y sus consecuencias determinan el aprendizaje. Así, las consecuencias agradables tienden a fortalecer una conducta. En cambio, las consecuencias desagradables tienden a debilitar una conducta.”

“Thorndike comenzó con sus denominadas Caja Problema, jaulas por las que se puede escapar si se tira de una polea que hay en el interior. Metió en una de estas cajas a un gato hambriento. El gato podía ver que fuera de la caja había comida, pero no podía alcanzarla. Lo que el gato comienza a hacer son movimientos azarosos hasta que casualmente tira de la polea que abre la jaula. Cada vez que Thorndike metía al gato en la jaula, tardaba menos en salir. Esto se debía a que se estaba produciendo un condicionamiento operante: la conducta de tirar de la polea estaba siendo reforzada por su consecuencia (la aperatura de la caja y la obtención de la comida). Esta conducta, al ser reforzada, se convierte en la conducta más probable en un futuro cuando las circunstancias sean iguales.”

Skinner estudió la conducta operante con sus cajas de Skinner. Se trata de jaulas equipadas con una palanca, una luz, y un dispensador de comida. Al presionar la palanca (en condicionamiento operante, el manipulandum) cae algo de comida en el comedero (reforzador). La luz sería el estímulo discriminante, que informaría al sujeto de cuándo su conducta operante va a ser reforzada. Esta caja es utilizada actualmente en investigación con ratones en diversas áreas de psicología, y está más avanzada (puede tener varios estímulos discriminantes y un suelo electrificado).”

Tipos de condicionamiento Operante:

1. Reforzamiento. Es el aumento de la frecuencia de una conducta, resultante de la adición o retiro de algo como consecuencia de esa conducta.

Por ejemplo, tu perro se sienta y le das comida cuando lo hace. Tu perro se sienta cada vez con más frecuencia porque la comida ha funcionado como reforzador. Esto se conoce como reforzamiento positivo porque la adición de algo (comida) aumenta la frecuencia de la conducta (sentarse).

Ahora imagina que tu perro tiene miedo de la gente. Una persona se le acerca y él ladra agresivamente. La persona se aleja y tu perro deja de sentir miedo. Entonces, aprende que ladrando agresivamente puede hacer que la gente que teme se aleje. Esto se conoce como reforzamiento negativo porque el retiro de algo (la gente) aumenta la frecuencia de la conducta (ladrar agresivamente).

2. Castigo. Es la disminución de la frecuencia de una conducta, resultante de la adición o retiro de algo como consecuencia de esa conducta.

Imagina que tu perro se acerca a un extraño al que no le gustan los perros, y esta persona le da una patada. Entonces, tu perro aprende a evitar a las personas. Esto se conoce como castigo positivo porque la adición de algo (la patada) disminuye la frecuencia de la conducta (acercarse a las personas). Este tipo de castigo no es recomendable en el adiestramiento porque tiene consecuencias adversas que implican daño físico y/o emocional del sujeto.

Un caso diferente ocurre si tu perro está jugando contigo al tira y afloja. Tú tiras del extremo de un trapo, mientras tu perro tira del otro extremo. En su entusiasmo por morder el trapo, tu perro te muerde la mano por lo que terminas el juego y te vas. Entonces tu perro aprende a no morderte cuando juegan. Esto se conoce como castigo negativo, porque el retiro o de algo (el juego) disminuye la frecuencia de la conducta (morder tu mano).

3. Extinción. Es la disminución de la frecuencia de una conducta aprendida, que ocurre cuando dicha conducta no tiene consecuencias. Es decir que dejan de existir las consecuencias que antes reforzaban la conducta.

Imagina que cuando tu perro era un cachorro saludaba a las personas saltando sobre ellas, porque lo acariciaban y jugaban con él. Entonces aprendió que esta es la manera correcta de saludar a la gente. Un buen día, la gente deja de acariciarlo y jugar con él cuando salta. En cambio, le dan la espalda y lo ignoran. Con el tiempo tu perro deja de saltar para saludar a las personas. Esto ocurre porque la conducta aprendida (saltar sobre las personas) deja de tener consecuencias reforzantes y, entonces, se produce la extinción de la conducta.

4. Discriminación y control por el estímulo. Es el aumento de la frecuencia de una conducta en presencia de un estímulo, pero no en presencia de otros.

Estrategias de modificación de una conducta operante:

Extisten una variedad de estrategias desarrolladas para modificar, establecer y desvanecer la conducta dentro delparadigma operante. Por ejemplo:

  • Moldeamiento: estrategia psicológica con la cual se pretende aumentar la frecuencia de una conducta en un individuo que no la realiza o que no la hace con tanta frecuencia como se desearía. Sirve para establecer conductas complejas que aun no existen en el repertorio comportamental de un sujeto. Consiste en reforzar sucesivamente conductas que el sujeto emita que se asemejen a la conducta meta.
  • Encadenamiento: Consiste en recompensar a la persona tras la realización de una serie de conductas
    engarzadas unas con otras, formando una cadena natural de actividades. Este procedimiento puede utilizarse para que adquiera nuevas habilidades (descomponiendo esa conducta en pasos, que se enseñarán mejor si empezamos por el último de la cadena) o para ensamblar las conductas del niño de modo que constituyan cadenas y conseguir así que esas conductas se mantengan de forma natural (como procedimiento para mantener la conducta).
  • Entrenamiento de omisión: es un tipo de condicionamiento instrumental. El entrenamiento de omisión consiste en que el resultado que sigue a una respuesta dada por un sujeto es la ausencia de un estimulo apetecible; es decir, la conducta da lugar a la omisión de la recompensa.
  • Castigo: es tambien un tipo de condicionamiento instrumental . El término castigo positivo se hace innecesario al evitarse también el término castigo negativo, sustituido por el más adecuado y claro de entrenamiento de omisión. El castigo ocurre cuando la respuesta instrumental va seguida de un estímulo desagradable o aversivo. El castigo es un procedimiento contrario al condicionamiento de recompensa y similar a la preparación aversiva del condicionamiento clásico. El resultado es, tal y como mendiciona la ley del efecto, la disminución de la conducta.
  • Costo de respuesta: Consiste en quitar, como consecuencia de la conducta, algo que gusta (algún reforzador
    disponible). Se llama también castigo negativo porque se suprime algo que gusta,
    pero no hace uso de estimulación aversiva.
  • Tiempo fuera: estrategia psicológica de intervención, muy utilizada con niños, para conseguir eliminar una conducta inadecuada. Con el Tiempo Fuera aplicamos un entrenamiento de omisión (le quitamos algo que le gusta) al privar al niño de todo tipo de reforzador que podía recibir en su contexto, aislándolo durante un periodo breve de tiempo (de 1 a 5 minutos) cuando ha realizado una conducta que deseamos eliminar.

 

Pues esto es todo por hoy, en la róxima entrada avanzaremos un poquito más en las teorías del aprendizaje. Hasta entonces, ¡sed felices! ¡Os espero!

Raquel Martínez – Técnico y Maestra Infantil

 

 

Anuncios

Un comentario en “Teorías del aprendizaje.

  1. Gracias. He leido corriendo y prometo hacerlo con detenimiento pues me vendrá bien para mis estudios de técnico en ed infantil.

    Feliz navidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s